EL EMPRESARIO | EL PAÍS

Cambia el modelo: diseñadores de moda uruguayos adaptan su producción y distribución para reactivar ventas, con foco en el «consumo consciente».

INFORME DE TAPA POR ANTONIO LARRONDA

16 DE OCTUBRE DE 2020

Marcas de moda locales rediseñan su modelo tras el nuevo consumidor. Empresas se amoldan a un cliente que compra más por internet e interpela al sector en busca de productos duraderos y de calidad, que provengan de maras responsables que no sólo sigan tendencias.

El comportamiento del consumidor de moda está cambiando. La pandemia por el Covid-19 trajo consigo nuevas reglas, aceleró procesos y obligó a las marcas locales a repensar su modelo de negocio.

En Europa y Estados Unidos, más del 65% de los consumidores espera reducir su gasto en prendas de vestir, según informe «The State of Fashion 2020: Coronavirus update» publicado por The Business of Fashion y McKinsey. Afectado por la crisis económica, el gasto específico de moda también se resintió y más del 60% de los consumidores gastó menos durante la crisis. 

El nuevo contexto lleva a los diseñadores uruguayos a rediseñar su estrategia. En este marco surgen nuevas iniciativas para ayudarlos a encausar su negocio. Por ejemplo, el uruguayo Joaquín Trinidad Palma junto a la ex-directora de Vogue México y Latinoamérica Eva Hughes e Istituto Marangoni Miami, lanzaron el Programa Ejecutivo de Emprendimiento y Liderazgo de Negocios de Moda.

Continúa en nota original.